Ombliguito

Una mujer, un hombre …..y un bebé en camino.
Envuelto en amor y esperanza el bebé es esperado. Al comienzo minúsculo, dentro de la inmensidad de su mundo uterino. Es el comienzo de la humanidad que se recrea sin cesar. Ayudado por su serpiente-umbilical, se codea con los combates vitales de su corazón-camarón, de sus pulmones-medusas y de su dragón interior. Finalmente el gran momento de su nacimiento llega. Empujado, comprimido, sin aliento, su cuerpo debe “adaptarse” para vivir fuera del vientre de mamá. El bebé tiene los sentidos abiertos al máximo y expresa emociones, rasgos de carácter y de impulsos primarios. Es el largo viaje hacia la autonomía que comienza. El bebé se sumerge entonces en su propio vientre y descubre un microcosmo de la sociedad. Su cuerpo instintivamente autónomo: su cuerpo digiere, respira, circula, selecciona. Pero su dragón interior, reflejo de sus pasiones parece influenciar y trastornar el ritmo natural. Deberá domar el dragón para volver a encontrar el equilibrio interior.

Ya se para, va casi a caminar. Es el primer paso del Hombre sobre la Tierra. Es el ombligo de su mundo.

Fotos: Robert Etcheverry

Equipo

  • Idea original : Jean Cummings y Hélène Ducharme
  • Escenario por : Hélène Ducharme
  • Puesta en escena : Sylvain Massé
  • Escenografía y marionetas : Jean Cummings
  • Música original : Michel Montreuil
  • Iluminación : Michel St-Amand
  • Vestuario : Isabelle Chrétien
  • Realización de las marionetas : Jean Cummings, Sylvain Racine y Claude Rodrigue
  • Realización de la escenografía : ACME services scéniques
  • Con dos actores

A partir de 3 años

Este programa está disponible

Carpeta del programador :